Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

JUVENILES | GIMNASIA

Buena prueba para ganar más ritmo

Frente a un rival de los de peso, el Lobo sumó minutos y los resultados fueron parejos. Se acerca el campeonato.

AmistosoGelpBoca17

 

LautaroPerez

 

Últimamente no era normal ver a Gimnasia medirse frente a Boca. La paupérrima modalidad de torneo ya dejada atrás (por suerte), impedía que clubes de Primera División jugaran en la misma zona, por lo que no eran frecuentes los cruces entre los mencionados. Ahora, ya con un nuevo sistema confirmado donde jugarán exactamente igual que en Primera División todos contra todos, hay que prepararse de una manera especial y no dejar ningún detalle al azar. Por eso es que el Tripero aprovechó otro fin de semana sin competencia oficial para medirse amistosamente con los Xeneizes, a quienes este año si podrá enfrentar. Tanto mayores como menores jugaron en nuestra ciudad, aunque los primeros en Estancia Chica y los más chicos en El Bosquecito. Los resultados fueron parejos.

Jugando en Abasto se dieron todos partidos muy parejos, donde no se vio una gran diferencia en ninguna de las divisiones. Se vieron cotejos más bien peleados, disputados y de gran dinámica por parte de ambos equipos. Arrancó jugando la Cuarta, que esta vez no pudo ganar. Fue caída por 2-0, en un partido donde fue el local quien generó las mejores chances, pero careció de eficacia. Lo que sí tuvo su rival, que aprovechó dos aproximaciones para vencer al golero Mens Sana y llevarse el juego por un resultado un tanto abultado. Buena presentación de los de Messera de igual modo.

Quien sí pudo imponerse fue la Quinta de Martín Saggini. Tras un inicio con dudas, Juan Cruz Prefacio metió la cabeza sobre la hora de la primera parte y dejó ganando al Lobo 1-0. En el complemento, los platenses justificaron la ventaja y podrían haber aumentado con las corridas de Nacho Sabatini. En el último turno, la Sexta que dirige Roselli no pudo concretar lo generado y terminó perdiendo 2-1. Tras abrir el marcador gracias a una perla de Matías Miranda (de tiro libre, la clavó en el ángulo a pura rosca), el equipo se quedó y pasó a perderlo. En la segunda mitad, el golero azul y oro se hizo gigante frente a Ramírez y Micheli, entre otros, y evitó lo que pudo haber sido un justo empate.

En la otra sede, también estuvo parejo

Contrariamente a lo que siempre sucede, el resto de la tira gimnasista también jugó como local. Fue ayer viernes, en el predio de El Bosquecito. Boca tiene el predio de "La Candela" en refacción al igual que el de Casa Amarilla y decidió también venir a La Plata para seguir sumando minutos. En nuestra ciudad, las cosas también fueron parejas, ya que hubo un triunfo "bostero" y dos empates.

La única derrota la sufrió la Séptima, que no tuvo la mejor de sus mañanas y terminó cayendo 3-0 sin atenuantes. Los dirigidos por Pablo Romero sufrieron al rival y deberán seguir mejorando de cara a lo que viene. Luego, fue empate en dos para los pibes de la Octava, que disputaron un gran partido y terminaron salvando un punto gracias a los goles aportados por Elías Mones Cazón y Tomás Muro. Buena presentación de los de San Esteban. Por último, la Novena que comanda Andrés Ramos también obtubo una parda, pero en este caso sin abrir el marcador. Así, el albiazul terminó sumando dos empates, que bien podrían haber sido triunfos, y una solitaria derrota.

De esta manera, Gimnasia aprovechó uno de los últimos fines de semana sin actividad oficial para medirse con un rival de verdadero peso, de esos que marcan una medida. Tanto el coordinador Ramos como el staff de técnicos han quedado conformes, ya que el Lobo jugó de igual a igual y en algunos casos mereció mejor suerte. Así, ya se van perfilando todas las categorías para la máxima exigencia: esta semana quedaría sorteado el fixture, y el sábado 25 sería el momento de saltar a la cancha "por los porotos". Por el momento, Gimnasia afrontó otra prueba exigente y salió bien parado.