Get Adobe Flash player
LOGO todo juveniles
                     facebook-icon-preview  twitter-logo-final  logoinstagram

SÉPTIMA | ESTUDIANTES

Por los palos, terminó en cero

SeptimaEdlpCaslaAlanTurchi

Mañana de lluvia y poca suerte para la categoría conducida por Martín Gaimaro. Por la séptima fecha del torneo de juveniles debió enfrentar a San Lorenzo y, pese a contar con múltiples chances de gol, no tuvo la efectividad que suele caracterizar a los delanteros Pincharrata e igualó en cero. Cabe destacar que Estudiantes tuvo dos remates que dieron en los palos, mientras que la visita también contó con uno, en la única situación de peligro que generó.

El encuentro comenzó dominado por el Cuervo en los primeros minutos. Con una lluvia intermitente y un campo de juego que iba deteriorándose a medida transcurrían los minutos, San Lorenzo doblegaba al Local con pelotazos entre los centrales, una de las falencias del equipo durante todo el compromiso. Justamente, por arriba vino la primera, y única, jugada con peligro de parte de la visita. Córner desde la derecha cerrado para el centro delantero del Ciclón que, elevándose más que sus marcadores logró impactar la pelota y estrellarla con el travesaño. 

Tras el aviso, el Pincha comenzó a hacerse dueño del partido y la pelota, intentando jugar y abrir el campo. Sin embargo, el césped comenzaba a acumular agua y se hacía difícil tanto el traslado como la recepción de los pases, por lo que se veía de buena manera el remate de media distancia, una de las características principales del goleador Jairo Vásquez. Al no poder ingresar, el 'Gordo' tomó la pelota y con un fortísimo remate cruzado parecía ser el salvador del equipo, cuando el ángulo izquierdo le negó el festejo.

Se acercaba el final de la primera etapa y Estudiantes cada vez dominaba más. Una pelota infiltrada puesta por Bautista Kociubinski, sirvió para que Carlos Vega tenga el remate para romper el cero. El '10' definió de gran manera, pero una aparición del arquero Azulgrana nuevamente ahogó el grito en el banco local y se fueron en tablas al descanso. 

El complemento inició como si nunca se hubieran ido a los vestuarios. El Pincha dominaba y el Cuervo aguantaba las embestidas, sabiendo que la suerte corría de su lado. En apenas un minuto, Jairo tuvo una nueva oportunidad, esta vez de cabeza tras un tiro de esquina, pero de nuevo la pelota se encontró en su trayecto con el palo. Sabiéndose más, el local nunca bajó los brazos y puso en un arco al equipo entero del Ciclón, pero estos rechazaron todo lo que entraba al área y así, lograron sumar una unidad. El equipo de Gaimaro dejó una gran imágen tras el empate y sigue demostrando que es un equipo de temer.

SeptimaEdlpCaslaS