Get Adobe Flash player
header2
OCTAVA | GIMNASIA

Se le escapó en el final

OctavaGelpBanfield

GOLEADOR. Tomás Muro, el máximo artillero de la 2002 tripera. (Foto: Bruno Valenti)

 

JoniAlcalde

 

Este sábado, se disputó la fecha 10 del torneo de juveniles de AFA, donde Gimnasia recibió a Banfield en el predio de Estancia Chica. La Octava jugó, como siempre, en segundo turno, y el encuentro terminó igualado 2-2 con goles de Tomás Muro. El local venía de empatar frente a Talleres en Córdoba, y, para que sirviera el punto debía conseguir la victoria en casa contra un rival que llegaba con igualdad de puntos.

El partido fue dinámico, mucho ida y vuelta, pese al mal estado del campo los equipos se animaron y pusieron la pelota al piso. Sin embargo, el balón no llegó a mano de los arqueros hasta que a los 13' un tiro libre a favor del taladro concluyó en penal. El encargado de ejecutar fue Fernández, que remató fuerte abajo, a la izquierda de Vergara, aunque éste, controló sin rebote. Dos minutos más tarde, el local con el envión de salvarse tras el penal tuvo la chance en los pies de Chávez, que desde el borde del área remato al ángulo, y Bravo, con una volada para la foto desvió al córner.

A los 23' llegó el gol de los Mens Sana, tras un tiro libre desde la medialuna, donde ensayaron la ejecución, primero empujaron a los de la barrera, luego taparon al arquero, así, consumieron varios minutos y dejaron sin referencia de ubicación al arquero, que cuando Muro remató fuerte abajo al palo del arquero, se le hizo imposible alcanzar la bola para evitar la conquista.

En el complemento, la visita comenzó mejor, tal fue así, que a los 12' llegó la igualdad. Fue a través de un centro desde la derecha donde González remató mordido y el rebote le cayó a Scotto, que empujó para mandarla al fondo la red. Con el partido igualado, el juego se puso intenso, todos corrían, metían y pedían en cual pelota dividida. Y, a los 17' luego de un tiro libre de Muro, el árbitro dictaminó penal. El encargado de ejecutar desde los 12 pasos fue el mismo goleador, que cambió por gol al rematar fuerte arriba.

La ventaja le dio tranquilidad a los triperos, aunque no por mucho, ya que desde los 26'  la visita comenzó a jugar en campo del lobo. Por ese motivo, San Esteban mandó al campo a Silva en lugar de Aramallo, para cuidar el resultado. Sin embargo, sobre la hora, tras un despeje fallido, desde el vértice del área, tapado, Torres sacó un zapatazo al segundo palo que se coló en el ángulo.

De ésta forma, el encuentro finalizó igualado en dos, y dejó en los protagonistas del local la amargura por el desenlace, del que ahora deberá recuperarse para visitar la próxima semana a Atlético Rafaela.

 

OctavaGelpBanfield