Get Adobe Flash player
HEADER2018
JUVENILES | GIMNASIA

Mereció algo más pero superó a Olimpo

La cantera tripera fue más que los bahienses aunque podría haber rescatado algún punto más.

F12GelpOlimpo

Foto: Alejandra Cirer Chicchi

LautaroPerez

Por la ante penúltima fecha de la Superliga Juvenil, Gimnasia se enfrentó con el aurinegro, uno de los peores equipos de la tabla general. El Lobo logró imponerse, ya que terminó sumando trece puntos al final del día, producto de cuatro victorias, un empate y una derrota. Buena producción de las categorías mayores, aunque la Sexta mereció al menos el empate. En Bahía Blanca, la Octava se volvió a lamentar por perder dos puntos. La Cuarta y la Séptima mostraron síntomas para pelear hasta lo último.

La jornada en Estancia Chica comenzó bastante retrasada con la Cuarta en cancha. El equipo de Jorge San Esteban no le dió el lugar a la sorpresa y a los 2' ya se puso arriba por intermedio de Jara. Después, Caraballo en dos ocasiones, y Zone sobre la hora cerraron el marcador que decoró Iriarte para el visitante. El combinado '98/'99 aprovechó que Lanús venció al líder Argentinos, y que el escolta Boca perdió con Racing. Ahora, el Mens Sana se ubica segundo, a uno de la cima y si el torneo terminara hoy, estaría jugando una de las semifinales.

Luego fue turno de la Quinta, que tampoco defraudó como local. A la 2000 le costó abrir el partido, pero lo hizo a través de un tremendo golazo de Guillermo Enrique. El 8, goleador del equipo en el torneo, le metió rosca y potencia a un tiro libre que se clavó en el ángulo. Un golón. Después, Sebastián Cocimano aprovechó dos penales y los cambió por gol, para cerrar el marcador. Di Buo marcó otra muy buena conquista, para el descuento de la visita. Así, los de Martín Saggini comienzan a mejorar su campaña, con la tercera victoria en el campeonato.

Por último, quedó tiempo para la derrota de la Sexta. La 2001 mereció abrir el juego antes que su rival, que sin patear al arco encontró un rebote perdido en el área y se puso arriba gracias a Capdevilla. Después, el equipo que comanda Rodrigo Roselli equivocó los caminos y, hundido en la imprecisión, no pudo modificar nada.

 

En Teléfonos con buenas y malas


Las divisiones menores viajaron hasta Bahía Blanca y volvieron con un invicto de dos victorias y un empate. Primero lo hizo la Séptima, que volvió a sumar de a tres para no bajarse de la lucha por llegar a la semifinal. Los de Napolitano llegaron al éxito gracias a los goles de Dylan Di Fino y Alan Gigena, para ubicarse a ocho puntos del puntero, pero con dos partidos menos. Por ese motivo, la 2002 todavía no se baja de la pelea.

Luego fue turno para el lamento. Porque la Octava empezó ganando con tanto de Brandon López, pero no tuvo suerte y el dueño de casa llegó a igualar después de un tiro que se desvió en un defensor. Pese a haber empatado hoy y frente a Lanús, el equipo de Romero se ubica a solo tres del granate, quien va primero. Sin embargo, el Mens Sana adeuda dos compromisos, y los del sur uno. Por último, una gran noticia: la Novena consiguió su primera victoria en el torneo. Lo hizo después de un apretado 2-1, al que le dió forma Uriel Quintana con un doblete. De esta forma, la 2004 se despegó del fondo de la tabla y sonrió por primera vez en la Superliga.

De esta forma se desarrolló el sábado para la tira que dirige Marcelo Ramos. Gimnasia terminó sumando 13 puntos, que podrían haber sido más -o todos- con algo más de fortuna. De igual modo, el Lobo superó ampliamente a uno de los equipos más flojos de la Zona B del campeonato, que de a poco comienza a definirse. Si bien las categorías más chicas deben dos partidos -el Clásico y Boca-, son verdaderas las chances con las que cuentan la Cuarta (hoy estaría clasificando), la Séptima y la Octava. Las mencionadas pelearán por ocupar un lugar en las semifinales. El resto, por cerrar de buena manera el primer semestre. Se viene Newell's.