Get Adobe Flash player
HEADER2018

JUVENILES | ESTUDIANTES

Absoluto reparto y una ilusión que sigue viva

F9EdlpTigreRamón Villalba lleva la pelota ante la mirada del jugador de Tigre

BrunoValenti

Estudiantes y Tigre recuperaron la postergada 9ª fecha de la Superliga y repartieron. Prevalecieron las localías, porque en City Bell fue todo albirrojo y en Rincón todo quedó para el Matador, pero claro, la alegría más grande la dio la Quinta en casa, a pesar de sufrir hasta el último minuto, terminó sumando tres puntos importantísimos para seguir en lo más alto. Nueve de dieciocho para el Pincha ante Tigre.

Al revés, así arrancaron los partidos en ambos predios. Con el fin de no afectar la asistencia a clase de los jugadores que aún completan su ciclo lectivo, Superliga propuso invertir el orden de partidos y permitirles a los juveniles no perder horas de clases.

Por eso, en City Bell levantó el telón la Sexta. Envalentonada con el triunfo ante Gimnasia, el equipo de Pedro Verde golpeó en los momentos justos y después manejó los tiempos. Pachamé desde los doce pasos a los 22, Kociubinski a los 25 con un gol, aunque un poco sucio, olímpico y ventaja suficiente para ir al descanso. Apenas comenzado el complemento, el arquero matador le hizo un regalo a Obregón para que ponga el tercero y desde allí fue todo de Estudiantes. Quedó el descuento para la estadística y nada más. Cuarto triunfo al hilo para 2001.

A posteriori, el plato fuerte. Estudiantes, líder, recibía a uno de sus perseguidores y claro, con Vélez al acecho, no tenía margen de error. Y no falló. Sufrió, sí, y mucho, hasta el último minuto, porque cuando con la ventaja a favor tras el señor gol de Andrés Ayala –bombazo de afuera del área- el partido se encaminaba al final, el juez le dio un penal a Tigre y el silencio invadió el Country. El delantero Matador la agarró muy abajo, la pelota se fue muy arriba y ahí si el Pincha pudo festejar. En simultáneo, Vélez empataba con Banfield y eso significaba diferencia de cinco con quince en juego. Falta, pero el Pincha va.

Para cerrar jornada perfecta, la Cuarta no debía desentonar. Franco Vica apareció en la última jugada de un primer tiempo muy deslucido y puso adelante a Estudiantes en el marcador. Esa ventaja de uno estaría al borde de cambiar durante los 45 restantes –tanto por el 2 a 0 como por el 1 a 1- pero no pasó y el elenco de Mazzucco cerró el día con una sonrisa.

 

Nada de las menores en Rincón


En materia de resultados, claro. Tres derrotas ante Tigre después del positivo enfrentamiento ante Gimnasia del último sábado. El Matador se hizo fuerte en su casa y dejó con las manos vacías a las menores albirrojas.

Abrió la Novena, que arrancó ganando con gol de Centurión pero sobre el final de la primera parte, el local puso el 1 a 1 que no sería definitivo. Ya en el complemento, Tigre alcanzó la ventaja y se quedó con el partido.

En Octava el resultado fue cambiante, supo tener al Pincha arriba pero finalmente se lo quedó el local. Agustín Palavecino por dos y Lautaro Sosa los goleadores del 3-4 ante Tigre.

Para cerrar, la Séptima cayó por la mínima y sentenció la visita a Rincón sin unidades.

El próximo sábado el rival será San Martín de San Juan, a quien el Pincha solo enfrentará con sus categorías menores en City Bell. Las mayores no viajarán a la provincia cuyana debido a que allí se llevarán a cabo dos eventos automovilísticos y la capacidad hotelera quedará saturada. Y atención al cronograma, sobre todo por todo lo que se jugará la Quinta de aquí al final de la Superliga:

Pasada la fecha ante San Martín (SJ), en la cual Vélez –escolta- enfrentará a San Lorenzo, habrá parate programado por el Día de la Madre y el posterior enfrentamiento será ante el mismísimo Vélez, el sábado 27/10. El siguiente fin de semana (03/11) se recuperarán los juegos frente a los sanjuaninos y solo quedará la última fecha ante Newell’s, estipulada para el 10/11.